Rss Feed
  1. La culpa te mata (o el fin del mundo).

    viernes, 20 de mayo de 2011

    Les juro que no lo podía creer.

    Fue el mismo idiota que dijo que en el 94 volvería Jesús, pero por desgracia, esta vez acertó:

    Comenzó el juicio final.

    Día 1: El cielo era de color rojo. Toda la gente salio de sus casas y la calle se convirtió en una hilera de gente mirando hacia arriba, nadie emitía expresión, nadie podía creerlo, todo se transformo en silencio ... al menos hasta que comenzaron los gritos, fue entonces que los pasillos de los malls se fueron llenando a medida que menos cosas quedaban en ellos.

    Día 8: Los flaites pasaron a ser pelolais, luego volvieron a ser pokemones, luego pasaron por 15 modas mas que no puedo recordar ... tenían que aprovechar su juventud.

    Día 14: La madre de mi amigo Nicolás dejó a su papá por el vecino y se fueron con su auto nuevo a recorrer el mundo y todos los moteles que encontraran en el. Casi todas las parejas de el mundo se separaron por esas fechas, creo que en momentos así la gente descubre que realmente nunca se conocieron lo suficiente para estar juntos en momentos de crisis, y aun así, no se dan cuenta que se conocen lo suficientemente poco como para buscar una ultima felicidad en alguien que tampoco conocen.

    Día 15: Hoy venia llegando de donde una amiga y me asaltaron ... si, a unos meses de el fin del mundo ... me asaltaron.

    Día 21: Se descongeló Walt Disney, Paul McCartney admitió ser Willian Campbell, los nutricionistas revelaron que las dietas no funcionan y los mayas salieron a decirnos que no nos asustáramos ya que según sus cálculos aun nos quedaba un año.

    Día 29: Hoy terminaron de pasar la trilogía de Justin Bieber 3D en los cines, las filas de entrada eran enormes y en internet se debatía sobre que traje usaría Lady Gaga el día del fin del mundo.

    Día 38: Ayer estuve marchando con la AJAJF (Asociación Juvenil Anti Juicios Finales), un grupo que encontré en facebook. La marcha recorrió casi todo Santiago y termino en un carrete gigante en el santa lucia, al otro día desperté en una comisaria por atentar contra la paz publica.

    Día 45: Mis amigos me decían que no fuera al colegio, pero como no tenia nada que hacer fui. Encontré a todos los alumnos en sus puestos y ningún profesor en los alrededores.

    Día 60: Salfate fue nombrado ministro de defensa.

    Día 72: La gente comenzó a dudar si realmente iba a pasar. Científicos de todo el mundo intentaron explicar el color de el cielo mediante diversas teorías sobre la luz solar y nuestra atmósfera, los profetas aparecieron de nuevo y comentaban que el fin llegaría realmente el 14 de Julio del 2013 y que todo había sido una mala interpretación, pero en el punto que nos encontrábamos, la gente prefirió aceptar la idea del fin que la de seguir.

    Día 84: Mi tía se fue de rodillas desde Santiago a Lo Vásquez. La gente comenzó a rezar y a pedir perdón por todo el mundo. Ya no importaba la raza, la clase social, la religión, todo lo que quedaba era pedir misericordia. Cuando caminaba por fuera de la iglesia vi a la gente llorando arrodillada mientras los perros por todos lados jugueteaban y fornicaban entre ellos moviendo la cola, no tenían de que preocuparse, después de todo, todos los perritos van al cielo.

    Día 97: La gente comenzó a suicidarse en masa, ¿Que no pueden esperar unas semanas?.

    Día 112: Vi el auto nuevo afuera de su casa. La madre de Nicolás había vuelto, abrazaba llorando a su padre y le decía que lo amaba, este respondía el abrazo y ocultaba sus lágrimas entre el cabello de ella, no había nada que perdonar.

    Día 126: Anoche hice una junta con todos mis amigos y todo el alcohol posible. Lo único que quería era tener sexo pero por desgracia no lo conseguí, ninguno de los presentes, luego de unos vasos, todos lloraban por ese alguien que les faltaba.

    Día 127: Vomité todo lo posible, pero no pude dejar de llorar.

    Día 143: Quedaba una semana. Ya no habían micros y aunque hubieran, no tenia media hora para estar parado esperándola. Camine hasta su casa y toqué el timbre. Su madre salio y me saludo con una sonrisa, le pregunte por ella y me dijo que se había ido con un chico a viajar por el mundo cuando todo esto había comenzado y que aunque no le hubiera permitido irse ella se hubiera ido de todas formas. Me abrazó y lloro tan desconsoladamente que nisiquiera notó que yo hacia lo mismo.

    Día 150: El cielo se volvió mas rojo que nunca, un rojo como el de la sangre en intensidad, pero un poco mas cálido. El viento sopla en todas direcciones, no parece posible, pareciera que el cielo se esta cayendo.

    Soy el único que se encuentra quieto y en silencio, alrededor mio todos se están en echando culpas, todos se apuntan con el dedo y gritan al compás de este ultimo viento.

    Entonces comprendí que era el juicio final: un juicio colectivo.

    Un ir y venir de culpas y verdades, un juicio que cualquiera aplicaría sobre cualquiera, buscando eximirse de la culpa antes del fin. Y en ese momento, solo en ese momento, llegaría el fin del mundo, en el momento en que antes de dar las 12 todos ya nos habremos dado muerte los unos a los otros buscando por medio de ella, la amnistía que ya ni dios ni el destino nos podía otorgar.

    La culpa nos terminó de consumir.
    |


  2. 0 comentarios: