Rss Feed
  1. Experimento.

    jueves, 2 de julio de 2009

    Ayer se me ocurrió el brillante experimento de dejar mis remedios (antidepresivos, pastillas para dormir y pastillas para el control de los impulsos) por una noche. Resulta que como mi mente ya no estaba calmada por las pastillas soné toda la noche lo que me dio paso a en su momento, a una terrible aventura. Estaba soñando que estaba en el notebook con mi mama, el notebook se quedaba pegado y yo empezaba a alegar. Mi mama se enojaba y me decía: haber si es tan malo el notebook llama a tu papá para que le digas todos los problemas que tiene, entonces mi mama me pasa el teléfono pero cuando iba a hablar mi mama me quita el teléfono y su tono de voz pasa a grave y dice: Teddy ... Matías esta temblando.

    Abrí los ojos y me vi acostado en la cama, con mi mano apuntando hacia el techo y moviendose de un lado a otro. Me asuste, pensé que podría tener un ataque epiléptico pero pude calmar mi mano cuando me vi consciente de que se movía. El miedo me tubo despierto como hasta las 5 de la mañana, mis ojos me dolían y tenia que cerrarlos pero curiosamente no tenia sueño, solo mis ojos estaban cansados. Con una tormenta increíble afuera y un frío que me entumía logré finalmente quedarme dormido para dar terreno a otra gama de sueños. Curiosamente soné que me desvelaba y que una amiga me venia a ver a las 2 de la mañana diciendome que la echaron de su casa y que si podía dormir aquí. Yo le prepare una cama pero nos desvelamos juntos, cuando estaba amaneciendo baje a ver a unos amigos que dormían en el primer piso y cuando me di vuelta me encontraba en medio de una ciudad, recuerdo que participe en un concurso de canto (perdí) y que camine hasta que desperté de nuevo como a las 7 de la mañana.

    Escuche el murmullo de mis padres llendose a sus trabajos y me logre dormir facil mente, pero aquí la cosa se puso bizarra. Soné que estaba en un departamento bien viejo y andrajoso que tenia varios pasillos y habitaciones, en una tenia un computador muí viejo de esos que el teclado va abajo del monitor. Un ser extraño escribía desesperada mente, sus delgados dedos apenas se veían por la velocidad con que tecleaba, inclinado hacia el monitor con su cara desesperada y pálida, escribía y escribía, al parecer sin motivo. Me aleje y me encontré con mi tía al lado de la escalera, le conté todo lo anterior, desde el inicio de mi experimento hasta el encuentro con el peculiar escritor, me explico que estaba teniendo una pesadilla y que jamas iba a despertar. En ese momento sus facciones se pusieron duras y se quedo quieta, no volvió a moverse, a hablar, a respirar. Desesperado comencé a gritar sabia que si gritaba lo suficiente alguien me escucharía y me despertaría pero no funciono, seguí gritando desesperado e intente mover mi cuerpo dormido desde mi sueño pero no pude, al final como un escape vi un gran ventanal, corrí por el largo pasillo del cual unos extraños animales subían las escaleras, y salté. Caí por muchos pisos y una malla que colgaba del segundo piso me salvo de mi inminente choque con el pavimento. Logre salir a salvo y me pare, salí del lugar en donde había caído y todos me miraban impresionados por el echo de que había saltado, no fue para ellos sorpresa que sobreviviera, sino que saltara, nose bien porque. Luego camine hasta que desperté de nuevo, me pregunte si alguien habría escuchado mis gritos pero toda la casa estaba callada, ya eran las 9.

    Y e aquí escribiendo mi tétrica noche, pensando si experimentar una noche mas sin mis amados narcóticos, o seguir con ellos, a salvo de mis sueños y mis miedos.
    |


  2. 0 comentarios: