Rss Feed
  1. Biografía

    sábado, 27 de noviembre de 2010

    Hace un tiempo atrás una pareja quería tener un hijo, pero ninguno de los dos podía, así que los dos fueron a visitar a una vieja bruja que vivía en un bloque en Santiago centro.

    La bruja les pidió que les contaran como eran ellos y una vez se habían ido, comenzó a crear al niño. Metió en un caldero un cuerpo echó de arcilla, pero usó demasiada y lo hizo muí grande. El padre le contó que le gustaba la música, así que la bruja tomó un montón de discos de diferentes estilos y los echó al caldero. Echó un tarro negro de pintura para darle el color de ojos y cabello de su madre (pero se le fue un poco y también le oscureció la piel). Tomó un libro de chistes que tenia en una repisa y lo introdujo para darle la alegra y la simpatía de su madre y le echó un poco de tabaco para agregarle el vicio del padre.

    Estaba agregando unos libros por el gusto de leer y escribir que tenia la madre y una melódica para darle la voz del padre y se dio cuenta que ya casi había terminado, fue entonces que decidió tomar un descanso y fue a tomar un poco de vodka.

    La bruja sentía un gran dolor por estar siempre sola y sentía que el alcohol apagaba un poco el dolor de su soledad, pero en ese momento exagero con el alcohol y la pena la llevo a estallar en llanto. Caminaba tropezando y en un momento de confusión calló junto al caldero, su llanto no cesaba y sin darse cuenta dejo caer el vodka y una lágrima dentro del caldero, dándole al niño su pena, su soledad y su atracción por el alcohol.

    Despertó al otro día junto al caldero y inmediatamente se dio cuenta de el error que había cometido, en ese momento los padres tocaron la puerta y la bruja rápidamente oculto el vodka y luego de ordenar todo los invitó a pasar. Les entregó el niño y los padres le agradecieron y se fueron felices, y mientras la bruja los veía marcharse un día 26, pensaba en el niño que heredo sus penas, y en que quizás, ya no estaba tan sola.
    |


  2. 0 comentarios: