Rss Feed
  1. Si Dios fuera como un camaleón.

    domingo, 10 de febrero de 2013

    Esperábamos que comenzara una fiesta, y entre eso, veíamos unos videos en youtube.

    - Mira esta hueá, es como para verla volao.

    Puso unos videos de una serie que yo veía en el cartoon network hace unos años, y entre risas me dijo:

    - De repente uno saca las meas conclusiones cuando esta volao, como que se te ocurren miles de hueás.

    - ¿Como cuales?

    - Como ... puta, no sé ... una vez me imagine que Dios era como un camaleón.

    - ¿Como, con ojos grandes y lengua gigante?

    - No po hueón, que se puede hacer invisible, que se camufla, que está ahí, escondido entre las nubes.

    - ¿Y que hace ahí?

    - No sé, lo que haga Dios.

    Entonces yo me fui hacia muchos años atrás, cuando era pequeño y me gustaban los animales, y leía enciclopedias y tenía una cata que se murió sola.

    De lo que recuerdo de los camaleones, es que vivían solos.

    Eran hostiles entre ellos, la interacción entre machos no existe y con las hembras se limita al sexo pocas veces en la vida. Lo mas destacable de ellos, es que alejándose de lo que todos creen, el mimetismo se aleja de ser un sistema de defensa, y es en realidad su arma, su forma de atacar a las presas. Nunca corriendo, nunca escondiéndose, solo esperando el momento.

    - Quizás Dios hace lo mismo -dije, sin darme cuenta, en voz alta.

    - ¿Hace que cosa? -me dijo mi amigo.

    Entonces, unos grandes ojos aparecieron entre las nubes, y todo comenzó a temblar.
    |


  2. 0 comentarios: