Rss Feed
  1. Una serie de eventos inoportunos.

    miércoles, 29 de mayo de 2013

    Una vez intentaba conectar el Wii y se me cayó la tele
    se rompió
    eso fue dos días antes del terremoto.

    Le iba a pedir pololeo un viernes
    estaba seguro, esta vez si que lo estaba
    pero tu apareciste un jueves.

    Hubo un temporal 
    lunes y martes
    mi casa se inundó un miercoles.

    Mi primo movió un tubo mientras se duchaba
    mi tía prendió la lavadora
    mi casa se inundó un miercoles.

    Así, parece que las cosas
    (al menos en mi caso)
    siempre llegan en el momento equivocado

    Y hasta entran
    con un poco de ironía
    sin querer parecer paranoico.

    Fueron fiestas a las que me invitaron
    cuando justo una tía estaba de cumpleaños.

    Viajes a los que ir
    y no me quedaba niuno, por la rechucha.

    Mentiría si dijera que no dolió en su tiempo
    que no pasé tardes solo, golpeando la muralla
    o que una vez hasta me rompí la mano en un berrinche.

    Pero con el tiempo le tomas cariño
    a toda esa mierda que te desvela preguntandote porque justo a ti
    porque ahora.

    Y hasta te pasan cosas extrañas,
    que terminas escribiendo 
    (incluso en un blog, por que no).

    Un día estaba aburrido en la Serena
    fuimos en familia a comprar cigarros
    solo los que yo quería estaban al doble de precio.

    Esa noche me prima me sacó de mi habitación
    dijo que fueramos a la playa
    yo dije que si.

    Caminaba mirando al suelo.

    Ahí estaba:
    una caja blanda de Philips Morris rojos, 
    le faltaban solo dos cigarros.

    Si es que la persona que perdió esa caja
    llegara a leer esto.

    Quiero que sepa que llegó a mi vida
    justo en el momento apropiado.
    |


  2. 0 comentarios: